domingo, 28 de septiembre de 2008

El perro antes llamado Pepe y ahora concido como Zuro


Como abrí el blog una vez que me había casado y lo hice en gananciales, pues la mitad es de ella, así que ha querido escribir un post hablando de Pepe:

¡Zuro ya está entre nosotros! Zuro, que no Pepe, como Pablo se empeña en seguir llamándolo, que dice que no le sale, y un poco raro sí que lo pronuncia, sí.

Con sólo tres mesecitos a mí ya me llega por la rodilla y tiene unas patas tremendas con lo que se va a hacer enorme en nada de tiempo.

Según el libro de “instrucciones” con el que viene Zuro, de momento tiene que estar de dos a tres semanas en la cocina para que aprenda a reconocer su sitio y a obedecer luego cuando se le mande a él. Con lo que hemos puesto una tabla en la puerta porque claro, cuando no estás en la cocina él no se quiere quedar allí solo. Con eso conseguimos que no salga, bueno, la primera tabla era muy bajita y se la saltaba que daba gusto y la segunda ya unas cuantas veces se las ha ingeniado para tirarla y venir a visitarnos allí dónde estuviésemos.

La de cosas que hay que enseñarle al pequeñajo durante estos meses que está con nosotros, pobre, y aún no sabe lo que le espera cuando vuelva la ONCE. Y pobre mi madre también, que está desquiciada porque dice que no puede con él, que no obedece nada, que no se quiere quedar en la cocina, que cuando crezca no va a tener fuerza para llevarlo….

El fin de semana pasado ya nos tocó a nosotros quedarnos de niñeros con Zuro y con él que estuvimos la mar de entretenidos.

Nada más sacarlo a la calle hay que “ponerle a hacer” y allá que salimos y allí nos ves diciéndole “Zuro haz, haz”, que vergüenza, y además que el perro ni caso claro, te mira como pensando “tu sigue ahí diciendo lo que quieras que yo cagaré cuando tenga ganas”. Y no veas como caga el amigo, cuando crezca en vez de una bolsa vamos a necesitar un saco!

Ahora tiene una tabla más alta para que se quede en su sitio, pero cuando hicimos de niñeros, todavía no la teníamos con lo que tuvimos que ingeniárnoslas para que no se la saltase: cerramos la puerta y pusimos una caja para que no rayase la puerta, arrancó la cinta con la que pegamos el cartón, se comió media caja y la esparció por toda la cocina; volvimos a abrir la puerta y pusimos la tabla y una caja grande vacía detrás, pues allá que saltó cayendo encima de la caja y quedándose espanzurrado encima de ella; lo intentamos poniendo unos cubos detrás de la caja y de nada sirvió, saltó y salieron disparados los cubos la caja y él; pusimos detrás de la tabla dos cajas esta vez llenas, pues le costó más tiempo pero al final consiguió moverlas con la pata y el hocico, hacerse un huequito y salirse por él.

Sólo lleva una semanita con nosotros y ya nos hemos encariñado todos con él, no quiero ni pensar en el día que se tenga que ir. A los ocho o diez meses le hacen una prueba de caderas para ver si es “apto o no apto” para ser perro guía y si no es apto entonces te dan la posibilidad de poder quedarte con él, nuestra amiga Supersoto que lee esto en el libro de “instrucciones” y no se le ocurre otra que quiere enseñar a Zuro a cojear para cuando vaya a que le hagan la prueba a ver si cuela y nos lo quedamos.

Bueno, de aquí a entonces sólo nos queda disfrutar con él todo lo que podamos e intentar que aprenda lo máximo posible para que nuestro canijo ejerza su futura labor estupendamente.

9 comentarios:

Crika dijo...

pues yo tengo 2 de esas: LABRADORAS, me refiero. Una canela, Asvi, y la otra su hermana de camada, Cora, de color chocolate. Las empecé a adiestrar pero estoy por donarlas a la ONCE (que además está muy cerquita de donde vivo en Madrid) porque no hay quién se haga con ellas. Y tienen año y medio pero están más pa'llá que pa'cá, no quiero ni imaginármelas llevando a un pobre ciego en volando por los aires agarrado a su correa, jijiji
Muy tierno tu post.
Un besote dominical tardío

Novicia Dalila dijo...

¡¡Es moníiiiiiiiiiisimo ¡¡¡
Me encanta :D

Sólo le veo un problema a esto y es que yo creo que me daría una pena horrible devolverlo...

Enhorabuena ¡¡¡

Un beso

FranFel dijo...

Pero que belleza !!!!!

Es que su rostro es un poema, que pelo, que porte tiene....que lindo es tu pequeño y se le ve una ternura enorme.
Recuerdo cuando llego mi loquito a casa, era tambien asi de lindo, como un osito.
Tengo un pastor aleman.

El patuque de este negocio es el dia que se se tenga que ir, lo siento pero el que sea para una persona que lo necesite no sera suficiente consuelo...traten de amarlo lo menos posible, si pueden.

Ah, y tiene cara de Pepe !!

Supersoto dijo...

Yo sigo pensando lo mismo, hay que enseñarle a cojear y a que cuando le apuntes con la mano a modo de pistola se haga el muerto y así no valga para el ciego y os lo podáis quedar. Es tan mono!!!!!!!!!

Chipsoni@ dijo...

¡Que bonito es compartir!, ¡que bonito es el amor!, ¡que bonito son los perros!, ¡y este en particular, mas!, ¡y las cacas de los perros!.

Si en el fondo soy una romántica, jejeje.

Pablo dijo...

Crika, ya no sé si te lo admitirían por ser "tan mayor" para el adiestramiento. Lo que sí sería un perro lazarillo, pero como el lazarillo de Tormes, en plan cabrón! :-)

Novicia, esa es la pena, tener que soltarlo luego, al menos sabes que lo haces para que a una persona le mejore la vida bastante.

Fran, gracias por decir lo que me duele la boca de gritar, el perro se llama PEPE!!!!!!

Supersoto, hasta que Pepe no aprenda a cogerle los bajos a los pantalones no lo suelto...

Chipsonia, lo de las cacas no, el tío se caga como las personas mayores, qué truños!!!

Muchos besos a todas

Virginia dijo...

Pues sí que nos va a dar mucha pena cuando se tenga que ir, y va a ser imposible que no nos encariñemos aún más con él. Nos han dicho que cuando vuelva a la ONCE podemos conocer al invidente que se quedará con Zuro después de su adiestramiento, pero no sé yo si será buena idea….

Besos

Nuria dijo...

Si es que hay animales que son más inteligentes que algunas personas...
Enhorabuena por colaborar en esta gran labor social¡¡¡
(Pablo yo también le llamo Pepe cuando le pregunto a Vir por el perrito)
Bs
N.

Félix dijo...

No me gusta meterme en cosas de pareja, pero me gusta más Pepe que Zuro.

Ah, y ten cuidado. Ahora es uno más en casa y si es más listo que tú... tu chica terminará dándose cuenta.

Por cierto, Crika, los labradores son máquinas de destrucción. Se lo comen todo. Prueba a darles un sofá y a ver qué queda.

Avisado estás, Pablo.