martes, 16 de septiembre de 2008

La dieta y el ejercicio


Me he puesto a dieta por segunda vez en lo que va de mes, cuando volví de las vacaciones lo intenté, pero entre una cosa y otra me metía entre pecho y espalda todo lo que viese.

Pero este sábado tuve una revelación, vi la luz y entendí que ese minuto sería un punto de inflexión en mi vida. De madrugada me levanté a ir al cuarto de baño y un espejo me devolvió mi reflejo, sólo iba con unos calzoncillos (todavía me duran los que me compró mi madre) y me vi una barriga enorme. Con la carajera del sueño pensé que cuando mease todo volvería a la normalidad, pero cuando evacué nada había cambiado. Al levantar la vista y ver la cara de dormido y los pelos alborotados, me asusté pensando que había un gorila tras de mí, pero como los monos no llevan calzoncillos de flores me fui a la cama con la cabeza gacha pensando que si no hacía algo en breve tendría un problema de vista en breve, dejaría de verme los huevos.

No sólo estoy comiendo menos y más sano, sino que he empezado a hacer ejercicio con la Wii Fit. La compré este verano cuando estaba de vacaciones y la relación no tuvo un buen comienzo. Primero me pesa y me dice que soy un poco obeso, que mis carnes las tengo, pero también soy ancho de espaldas. No es que esté con la típica excusa de que me pesan los huesos más de lo normal como dice una tía mía, que como mi abuelo era carpintero, ella dice que no se lavaría bien y entonces salió con serrín en los huesos. ¡Serrín, los cojones!, lo que tiene es que no deja de comer desde que se levanta hasta que se acuesta y es más grande que un solar.

Después de decirme que soy obeso hago un test de equilibrio y me asegura que voy por la calle tropezándome, le dije que sí, que cada vez que veía el culo de su madre me daba contra una farola (si eres mayor de 18 años, pon delante de madre “puta”).

Como no he encontrado el ticket de compra y no la puedo devolver he empezado a usarla y espero hacer todos los días un poco de ejercicio, visualizando, como dice mi entrenadora virtual, el cuerpo que voy a tener. El problema es que cada vez que me dice eso me acuerdo del Pozí y me veo a todo el mundo pasándome el cupón por la joroba.

14 comentarios:

Merce dijo...

Ánimo, lo peor es empezar, una vez que vas viendo resultados te animas.

Mi marido dice, que no es que esté gordo, es que es de hueso ancho...oye... cada uno se consuela como puede...

Pablo dijo...

Muchas gracias por los ánimos Merce y hazme un favor: pregúntale a tu marido si tiene huesos en la barriga...

Besos.

Virginia dijo...

Llevas sólo un día con la Wii Fit, ya verás como le vas cogiendo el gustillo!

Y lo que nos sobra es barriga! Esa curva de la felicidad, que como escribió Nuria en un post "Matrimonio=Engordar".Que aunque me diga la Wii que estoy flacucha yo esta tripa no me la habia visto nunca antes!

Novicia Dalila dijo...

Me estás diciendo que no hay unos huesos que pesan más que otros??? Me etás diciendo que mi eterna excusa es un fraude?? ¡¡¡Ya no te ajunto más, Pablo¡¡¡ :'(:'(

Ahora en serio. Escucha a una profesional de las dietas: Tienes un montón de puntos a tu favor:

- Eres tío, retienes menos líquidos.
- Eres tío, has hecho muchas menos dietas que cualquier mujer. Tu cuerpo no está habituado a las privaciones y reaccionará rápidamente.
- Eres tío, no te vas a obsesionar con la talla y tu mente va a estar más "optimista"... eso ayuda mucho.

Sigue adelante, con entusiasmo y vete contándonos los resultados. Eso ayuda también.

Un beso y suerte (K)

Supersoto dijo...

Momentazo que has elegido para ponerte a dieta. Se supone que este fin de semana vamos a hacer las gachas manchegas. Así que na, prepararemos pa ti un poco de lechuga.
A ver si el Curru toma nota también, para después de las gachas, y hace algo porque parece que esperamos gemelos.

FranFel dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
FranFel dijo...

Pues si, te tomamos la palabra Pablo. Lo de los calzones no te lo creo !!!!
supersoto, espero que el lunes cuentes todo, eso si, hazle un cubo completo para que no diga que se quedo con hambre.

Animo hombre, mentalizate en todo lo bueno que hacias antes de la tripa.......y no digas que todo era igual.

Un beso Pablete.

Y se me olvidaba decit que otra vez me hiciste llorar, si sigo leyendo invierno en Madrid al cabo de un tiempo tendre que comprarme otro teclado.

Nuria dijo...

Pablo,
Novicia tiene razón...tienes tanto a favor para poder perder unos kilos que hasta me coraje pensar en los que me sobran a mi y no me quito ni con agua caliente...
Yo, sin saber lo de tu dieta, ayer te mandé frutita a casa..será que las mujeres tenemos un sexto sentido de verdad :-)

Besos y ánimo¡¡¡
N.

Pablo dijo...

Virginia, tienes menos carne que el puchero de una gitana, así que tampoco te preocupes mucho.

Muchas gracias por los ánimos Novicia, pero no me digas que no me juntas más porque TUS huesos sí que pesan más que los del resto... :-)

Supersoto, como me pongas lechuga te quemo la casa y os vais a tener que ir a vivir al Colegio de Guardias Jóvenes...

Fran, lo de los calzones es totalmente cierto, no es que sean feos, es que los cabrones aguantan más que un martillo en manteca y no se rompen...

Muchas gracias por la fruta Nuria!!! Será verdad que tienes un sexto sentido y, por cierto, tampoco te sobran tantos kilos, te recomendaría volver a fumar para perderlos (aunque no lo necesites), pero se me va a echar todo el mundo encima, así que no te lo digo...

Besos.

FranFel dijo...

Coño, que me siento discrimina !!!!

A toas le has dicho q tan flacas. y a mi?

Yo no soy de hierro hombre.

Pablo dijo...

Es que no te he querido decir nada no sea que caigas en una enfermedad, porque ya más kilos es imposible que pierdas. Olivia la mujer de Popeye es Monserrat Caballé a tu lado :-)

Muchos besos.

FranFel dijo...

Asi me gusta, bien repartido que pa todas hay.

Novicia Dalila dijo...

TUS huesos sí que pesan más que los del resto... :-)

con esto ya te quiero para siempre Pablux... :D:D:D:D

Besos

Chipsoni@ dijo...

Pues ya somos dos los que estamos a dieta, lo unico es que yo me lo estoy tomando con muchisima filosofía y llevo 1.2 kilo en 3 semanas... sin prisas, pero sin pausas.